¿Cómo lavar la ropa de ciclismo? Seguro lo estás haciendo mal

0
50

Lavar la ropa de ciclismo también tiene sus propios trucos, con el fin de prolongar la vida útil de las prendas y evitar que se estropeen prematuramente. Es ropa hecha con tejidos especiales (lycra, poliéster, polipropileno), que requiere de un proceso de lavado y secado totalmente diferente a la de la ropa de calle.

Asimismo, prendas como el maillot y el culotte conviene lavarlos con bastante frecuencia, lo ideal siempre después de cada salida. Ambos, maillot y culotte, están expuestos a agentes externos que aceleran el desgaste de los tejidos, como el sudor, el barro y la propia acción de los rayos de sol, que deterioran los colores.

A continuación te damos unas sencillas pautas para que al lavar tu ropa de ciclismo no la dañes innecesariamente y consigas tener lista tu equipación preferida por mucho más tiempo. Tampoco olvides mantener limpias tus zapatillas y guantes, o complementos como cintas para el pelo, gorras o rodilleras (en el caso de hacer enduro o descenso).

Lava la ropa justo después de tu salida

ciclista en la cama

No la dejes en un cesto o en una silla esperando a ser lavada en otro momento. El sudor puede deteriorar los tejidos si la dejas en el cesto junto con otras prendas. Si no puedes lavarla inmediatamente, puedes sumergirla en un cubo con agua fría y después déjala secar antes de meterla en la lavadora.

Este prelavado también puede ser muy útil si el maillot, el culotte o la chaqueta están muy sucios (como por ejemplo después de una ruta con mucho barro). La suciedad se desprenderá de los tejidos y será más fácil eliminarla en el lavado.

No mezcles el maillot y el culotte con otras prendas

Lavado de Ropa en lavadora

No es recomendable poner en una misma lavadora tu ropa de ciclismo con otras prendas de calle, como pantalones vaqueros, sudaderas o camisas hechas fundamentalmente de algodón. La mezcla de tejidos y colores podría perjudicar el tejido de tu maillot o tu culotte. Lo ideal es lavar tu equipación ciclista aparte.

Si es posible, lávala a mano

Lavado a mano en palancana

Si tienes tiempo y te gusta tener tu ropa ciclista impecable, es mejor lavarla a mano en un cubo o barreño con agua fría o tibia. Esto evitará que las vueltas y centrifugados de las lavadoras puedan dañar los tejidos. Eso sí, es muy importante que no uses agua caliente.

Utiliza un jabón neutro

Detergente

Este tipo de jabones tienen una formulación muy equilibrada que además de no desgastar los tejidos prematuramente también incluyen agentes beneficiosos para la piel, evitando que se irrite en el contacto con la prenda.

Nunca uses suavizante

Suavizante

El uso de suavizantes está contraindicado a la hora de lavar tu maillot, culotte y prendas específicas de ciclismo. Sólo bastará con aplicar un poco de jabón o detergente (en el caso de la lavadora) sobre la prenda. Nunca eches suavizante a tu ropa de ciclismo, ya que este tipo de productos contienen una película aceitosa que podría taponar los tejidos transpirables del maillot o el culotte, además de deteriorar la espuma o foam de la badana de este último.

Cómo lavar correctamente el maillot a mano

En lo que respecta al maillot, deberemos aplicar el jabón y centrar el frotado en las zonas que suelen presentar los famosos cercos blancos de sudor seco: axilas y espalda. Siempre frota con suavidad los tejidos, especialmente los más transpirables como las rejillas de los laterales.

Una vez frotada la zona dejamos unos minutos que el jabón actúe y, seguidamente, procederemos al aclarado. Recomendamos tener un recipiente para lavar y otro para aclarar con agua fría para limpiar varias prendas sin gastar mucho líquido.

Cómo lavar correctamente el culotte a mano

En el caso del culotte tendremos que frotar fundamentalmente la badana, ya que es la parte que más sudor y bacterias de todo tipo puede albergar. También habrá que emplearse a fondo con la parte posterior de la prenda, la más propensa a ensuciarse con el barro. Para facilitar esta operación dale la vuelta al culotte antes de meterlo en el cubo con agua. Para el aclarado repite la misma operación que comentábamos para el caso del maillot.

Cómo lavar la ropa ciclista en la lavadora

Encendido de Lavadora

Si por el contrario estás acostumbrado a lavar la ropa de ciclismo en la lavadora (en realidad es lo que hace la mayoría de ciclistas) procura elegir siempre un programa de lavado rápido (30 minutos) a una temperatura máxima de 30º centígrados. Será suficiente para limpiar a fondo y con garantías todas tus prendas.

Si es posible evita elegir un programa con centrifugado, ya que podría deteriorar las propiedades transpirables de los tejidos y los colores.

Cómo secar correctamente tu ropa de ciclismo

Ropa tendida

Una vez realizado el lavado, toca la fase de secado. En primer lugar, descarta el uso de la secadora o poner las prendas al lado de una fuente de calor para secar más rápido, como un radiador o una estufa. Lo mejor es tenderla estirada con pinzas en el exterior y a la sombra. Esto permitirá conservar los colores originales.

Nunca planches tu equipación

Plancha para ropa

La ropa de ciclismo, como los maillots, culottes, camisetas de interior técnicas, calcetines, etc, no se plancha. Éste es un error que se comete con mayor frecuencia de lo que pensamos. Al igual que sucede en el secado, hay que evitar aplicar calor en los tejidos. La inmensa mayoría de las prendas para ciclismo son de lycra o poliéster, tejidos muy elásticos (el primero se puede estirar hasta seis veces su longitud original) y resistentes que no se arrugan.

Consejos para lavar las zapatillas de ciclismo

Calas en zapatillas de ciclismo para carretera

A la hora de limpiar las zapatillas de ciclismo la operación de lavado es similar a la de la ropa. Bastará con frotar con un paño húmedo el exterior de la zapatilla para retirar los restos de barro o polvo si ésta no está muy sucia.

En cambio si acumula mucho barro o polvo lo más conveniente es sumergir las zapatillas en agua. Previamente deberemos retirar las plantillas para sumergirlas por separado, todo en un cubo con agua fría o templada (no más de 30º). Aplicaremos un poco de jabón neutro, aunque también puedes usar un líquido lavavajillas suave. A continuación simplemente frotaremos las zapatillas con un cepillo suave y dejamos actuar unos minutos.

Por último, aclaramos con agua limpia y las dejamos secar a la sombra a temperatura ambiente. Puedes lavar las zapatillas con las calas puestas siempre y cuando luego las seques bien tras el aclarado con un trapo seco y les apliques un poco de lubricante en spray, para evitar que se oxiden.

Badanas, guantes, rodilleras y otras prendas

guantes de ciclismo

Otros complementos habituales básicos en tus salidas o entrenamientos con la bicicleta son los guantes. Su lavado no tiene que ser tan frecuente como el de maillots o culottes. Aunque si sudas mucho en las manos lo conveniente es lavarlos a mano, en las mismas condiciones que estos últimos.

Para otras prendas más fuertes y pesadas, como las protecciones para practicar enduro o descenso, (rodilleras, coderas o espinilleras) el lavado deberá ser similar al de las zapatillas. Evita meterlas en la lavadora y límpialas a mano sumergiéndolas en un cubo con agua tibia. Este tipo de complementos no es necesario lavarlos tan a menudo, como mucho cada dos o tres salidas. Los paneles de protección se cubren con tejidos más densos y resistentes que los del maillot o culotte.